Contra la Usura y Despilfarro

Contra la Usura y Despilfarro
Los culpables siguen cobrando cifras millonarias

Guillermo Fdez. Vara, y la coherencia y honestidad del PSOE

El Presidente de la Junta ha realizado unas declaraciones en un acto en Mérida en presencia del Vicepresidente,( ese que nunca dice una verdad, y cuando la dice, nadie le cree),  ha afirmado que "...nunca nos podrán ganar en coherencia, nunca nos podrán ganar en honestidad".

La coherencia de quitar el cheque bebe, y haber repartido ese cheque para familias adineradas durante varios años.
La coherencia de decirse socialista y  establecer ayudas al alquiler de una vivienda, con la misma dotación económica para Madrid que para Badajoz, produciendo en algunos sitios la subidas de precios del alquiler, en otros no llega ni para pagar una parte de este.

La honestidad de hacer un Ministerio para la Vivienda, y la coherencia de regalar una zapatillas para que los jóvenes patearan España, buscando unas viviendas imposibles de encontrar que fueran,  asequibles con los salarios. 

La coherencia de crear un Ministerio para Igualdad para su autobombo y propaganda, y con el agravante, y el sarcasmo de hacerlo precisamente, cuando la desigualdad que produce el paro, alcanza las cuotas mas altas conocidas.

La coherencia de haber permitido que las cajas en lugar de servir a la economía real, y con una gestión social hayan asumido créditos con entidades de alto riesgo, y que la gestión se haya dejado en manos de personas, cuya capacitación no era otra que, la fidelidad  a sus padrinos políticos. Y una vez llevadas a la ruina, se tiene la coherencia muy social, de ser entregadas en manos de los BANCOS.

La honestidad de negar la crisis, la coherencia si, de  que como se negaba la crisis, de no hacer nada, hasta que los demás países han comenzado a salir de ella, porque hicieron lo que debían, cuando debían.

La coherencia y la honestidad de convivir con el fraude, y luego indicar que se le van retirar las ayuda los cuatrocientos y pico euros a los parados sin responsabilidades familiares. Y blindarse los privilegios, con el apoyo de PP.

La coherencia de enfrentar en todas a la elecciones a los ciudadanos estableciendo dos grupos cerrados, los de izquierdas y los todos los demás, que son muy malos y solo buscan hacer perder los derechos a los mas humildes. Y llegados al poder ustedes acometen, como ya hizo Felipe Gonzalez, pero superando a este, el recorte mas importante de derechos sociales, y los derechos laborales adquiridos por los trabajadores, todo un mérito de coherencia y de honestidad, que merece ser reconocido y enmarcado en cada uno de lo huecos que han dejado  las placas que de Calvo Sotelo y de José Antonio están retirando de las calles de España.

Si que le reconozco al Presidente Guillermo Fdez. Vara, pero no a su partido, la honestidad, y la coherencia al defender una unidad de mercado, y una igualdad de derechos que la administración autonómica ha roto, afirmando .. "está claro que hay que recuperar la unidad de mercado, en temas tan sustanciales como la Sanidad o las propias leyes comerciales",

Si de verdad nadie les puede ganar en coherencia y honestidad, es para ir pensando en irse de España. En fin la coherencia y la honestidad que supone RECORTAR DE LO NECESARIO, mientras se sigue con los excesos, esa es, hoy por hoy, la honestidad y la coherencia, de un partido que se dice Socialista, Obrero y Español. Pero que por lo que se caracteriza, es por ser una partida de personas conjuradas contra el sentido común, al poner al partido por encima de la razón. Solo así se entiende el apoyo a un Presidente de la Nación, al que ustedes mismos en privado descalifican, o a ministras como Pajín, Aido, o Pepe Blanco. Solo así se entiende el apoyo a unas medidas y a las contrarias, porque esta es la constante de este gobierno, de vaivenes, de improvisaciones que nos están llevando a la ruina, y la falta de credibilidad, que es precisa para sentar las bases de estabilidad económica, que nos haga recuperar las esperanzas en un mañana prometedor.

Machacando las Almendras.

9 comentarios:

ARS dijo...

Completamente de acuerdo con tu critica. Este gobierno y su partido estan cada vez mas desorientados, para nuestra desgracia.

Un abrazo, Alberto

Anónimo dijo...

Quizá se equivocó y quiso decir, “nunca me podrán ganar en coherencia, nunca me podrán ganar en honestidad”.

He tenido la oportunidad de coincidir con Guillermo en varias ocasiones, y solo puedo decir que es un trabajador incansable, cercano y preocupado por los problemas de las personas, y con ganas de cambiar Extremadura.

Ahora bien, creo que tiene un equipo descompensando que no le está permitiendo conseguir lo que el tiene metido en la cabeza, y mientras esto no lo cambie, nuestra región no cambiará como necesitamos. El tiempo es oro, y creo que no corre a su favor. Y debe ser consecuente con las decisiones que toma a la hora de elegir a "los mejores".

Un político con principios pierde cierta credibilidad cuando por defender a su partido es capaz de afirmar que son coherentes y honestos, cuando han demostrado que todos no lo son. Y eso es jugar con fuego, que al final le acabará quemando.

Jit

Machacando las Almendras dijo...

Gracias Alberto.

Un abrazo

Machacando las Almendras dijo...

Jit, no se equivocó, evidentemente.

Como bien dices, reconozco el talante distinto que tiene Guillermo Fdez. Vara, pero la espiral partidista no deja lugar a libertad. Le pasaría como a Rosa Diez, Gozone Mora, etc,etc.

Y como ves recojo y valoro su valentía al hablar de modificar la dinámica autonómica, cuestión de ser honestos y coherentes.

Un saludo

Anónimo dijo...

La espiral partidista de la que hablas va
a provocar que caigan hasta los heridos. Y ojalá y no me equivoque, porque es necesario que se cambien las reglas del juego si queremos cambiar la inercia que llevamos.

Es una pena que existan políticos capacitados para defender los intereses de los ciudadanos y que se les olvide que el equipo que les rodea, también deben estarlo si quieren cumplir con su acometido.

Claro, que tenemos casos extremos y conocidos por todos, como un líder nefasto pero con poder suficiente del que se aprovecha para no mover nada si eso le va a provocar la perdida de la silla de la autoridad.

Jit

Machacando las Almendras dijo...

Jit, la democracia de las PERSONAS. Listas abiertas y fuera el monopolio de los partidos como representantes exclusivos de la soberanía.

Las reglas tienen que tener como fin, el perseguir que sean los mejores los que lleguen al gobierno. No puede ser buenas las reglas, con la cuales llegan manifiestamente, los mas incapaces.

Un saludo. (Algún día me dirá quien eres).

Anónimo dijo...

Si algún atisbo de cordura asomase por las siglas del PSOE, estoy convencido que sería rápidamente silenciado por el resto de atronadores despropósitos que constituyen la tónica general. Tal degeneración no se conocía, creo que ni en tiempos del felipismo (y eso que dejaron España tiritando).

Estimado camarada almendrado, muchas gracias de todo corazón por esa manita que me echas por esas tierras virtuales de Pilas (Sevilla), donde puedes ver que unos cuantos irreductibles estamos solos frente al numeroso enemigo.
Un abrazo.
"Falangista pileño".

Anónimo dijo...

Uff... Tu crees que eso será posible?
Mientras los buenos candidatos estén alejados de la política como sucede en la mayoría de los casos, es difícil que eso pueda ocurrir, salvo que evolucionemos a mayor velocidad de la que lo hacemos.

Si miramos a nuestro alrededor y hacemos una foto de las personas que están gobernando en los Ayuntamientos, cuantas empresas pondrían en sus manos la gestión de un presupuestos de millones de euros?

Cuando generen confianza total en los sectores que mueven la economía, comenzará el movimiento de las personas, mientras tanto contaremos con algunos mediocres escondidos bajo unas siglas.

Jit

Machacando las Almendras dijo...

Esta claro que esto no va cambiar de la noche a la mañana, se necesita crear corriente de opinión. Los cambios drásticos vendrán por otro camino, mas revolucionario, en el sentido de cambio radical. Sería el pueblo en la calle demandando un nuevo proceso constituyente y eso queda quizás mas lejos.

Mientras tanto seguiremos dando esta ingrata batalla de siempre ser perdedores.

Un saludo