Contra la Usura y Despilfarro

Contra la Usura y Despilfarro
Los culpables siguen cobrando cifras millonarias

Las Radios. Falta de sintonías con la honestidad.

Ayer cuando nos entrevistaba una periodista italiana, y nos preguntaba sobre la opinión que nos merecían nuestros políticos, yo afirmaba que la opinión es nefasta en general, pero que yo me negaba a pensar, que las personas se despojaran de su alma, de sus convicciones por afiliarse a un partido. Argumentaba que es la dinámica del sistema, la dinámica de los partidos, la que pervierte la acción política.

Estos días he observado a cargos públicos de nuestro pueblo de Guareña, como se hacían con profusión eco en sus páginas en la red, de ese gasto excesivo que tuvo el Ayuntamiento de Merida bajo el mandato del popular Pedro Acedo, en relación a un radió, televisión y prensa que parece ser que pertenecían al propio Pedro Acedo.  Como se detalla, y puede comprobarse que el gasto es excesivo. Y se le acusa desde la izquierda, y con razón, de que esa concesión fuera para una empresa de su propiedad. Claro nada dicen de lo que la Junta pagó a Localia (¿adivinan quien era el propietario de Localia?, que se llevaba la mayor parte del pago por publicidad de la Junta. Pues bien Localia era de Prisa. En todo caso salvo la falta de verguenza, de sensibiidad social, y de la cara dura, y mientras alguien no tenga otros datos y pruebas, y acuda para que los tribunales se pronuncien, no existe delito punible, ni la actuación  de Pedro Acedo y en la de la Junta.




Hoy cuando tomaba un café me he desayunado con la noticia de que Tomas Gomez ex-alcalde Parla, y eterno candidato a pesar de Zapatero, a sustituir a Esperanza Aguirre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid ( entre la dos menos endeudadas de España), cuando fue alcalde de Parla puso en marcha en 2006 un proyecto de Radio. La idea costó 446.000 euros.  Pero cinco años después, en el municipio todavía no hay nadie que haya conseguido sintonizarla. El Ayuntamiento se gasta 135.500 euros cada año en su funcionamiento, aunque ningún vecino la ha escuchado nunca. No se sabe qué dial tiene. Ni cuál es su sintonía. Ni su programación. Ni siquiera se sabe desde dónde emite... Es el misterio de la radio fantasma de Parla. Ademas tiene contratado a un periodista que nadíe sabe a que se dedica.





¿Se harán eco de esta noticia esos cargos municipales,  que difunde el despilfarro y la corrupción ajena??. ¿Y de Mercasevilla pondrán algún enlace??. Pues sinceramente creo que no, porque lo mismo suele pasar a la otra orilla. La política española, que le da la oportunidad a muchas personas (a la mayoría) de acceder a un estatus económico superior al que disfrutaban los cargos electos antes de serlo, provoca una dinámica perversa. El temor a perder el sillón remunerado, provoca ese aferrarse al poder, de defender el puesto como perros de presa, desde una fidelidad y una defensa del grupo, del partido, por encima de la razón, por encima de prudencia, de la decencia, de la ética. Y ante esto, no existen ideologías. Existen, o no existen convicciones éticas, principios. Se tienen, y se ponen en practica. 

Y aunque sea repetitivo, seguiré afirmando que ante el robo de unos, me resulta vomitivo, la respuesta de" tu también" "tu mas", que suelen echarse en cara los partidos mayoritarios, PP y PSOE. Porque ademas de una desvergüenza  de quintales no  evaluables, es  como si el PUEBLO no existiéramos, como si la realidad de nuestra sociedad se redujera a esa monótona dicotomía. Somos para ellos" LOS NADIE".   

Me temo que estan llegando muy lejos, y esto, desde hace tiempo, no es cuestión, de IZQUIERDAS y DERECHAS. Es cuestión primero, de decencia, honestidad, honradez, de buena practica de administración. Y tan lejos estamos llegando, que algún día, y puede que no muy lejano, este pueblo trabajador, este pueblo honesto, este pueblo honrado, este pueblo diverso, puede saltar por encima de estas instituciones políticas, que cual palos de gallinero, se han cubierto de una  porquería, que hace irrespirable, ya no solo la esperanza, sino la supervivencia para muchas familias.


Fuentes: Abc,  HOY 
Machacando las Almendras