Contra la Usura y Despilfarro

Contra la Usura y Despilfarro
Los culpables siguen cobrando cifras millonarias

De cada cuatro, cayeron tres. de Cristóbal Córdoba.

De cada cuatro cayeron tres
Cristobal Cordoba
Ediciones Barbarroja
Madrid, 2011
424 páginas
19 euros


Hoy en día, en que tan de moda está hablar de “recuperar la Memoria histórica”, son muchos los que se llenan la boca a la hora de hablar de un supuesto pistolerismo falangista en los años 30 amparándose en la manipulada, malentendida y socorrida frase de José Antonio de la “dialéctica de los puños y las pistolas”. Para el actual sistema, especialmente para sus medios de Comunicación (más bien de “manipulación de masas”), la Falange era y es un grupo de asesinos sedientos de sangre…


Sin embargo, son muy distintas la realidad y la Historia. Y la realidad es que la Segunda República española fue un auténtico atropello antidemocrático y persecutorio hacia quienes no estaban ideológicamente situados a la izquierda. Hoy, casi ochenta años después, con todas las sucias falsedades que se han vertido de por medio, contaremos la verdad: la verdad sin caer en exageraciones ni complejos; la trágica y grandiosa verdad de unos hombres ejemplares, de una centuria de “luceros” que, como Ruiz de la Hermosa, entregaron su joven vida por esa esperanzadora Revolución que habla de Patria, Pan y Justicia y que España aún tiene pendiente.

Machacando las Almendras

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese es el "talante" del que presumen algunos: silenciar toda voz discrepante. Silenciarnos como sea; a día de hoy vetándonos en foros públicos a la par que vemos cómo se permiten y publicitan manifestaciones QUE BUSCAN PRIVILEGIOS PARA ASESINOS ETARRAS.
Silenciarnos, antaño con plomo caliente y hoy con infames decretos que por arte de birlibirloque y ley de la manga determinan qué parte de la historia hay que modificar y reinventar, a quién hay que endiosar y a quién demonizar, todo ello mientras se hace la vista gorda a otras leyes, como la de banderas en edificios públicos, idioma, endeudamiento público... etc.

Ladran, luego cabalgamos. Los falangistas de Pilas (Sevilla), a pesar de la censura que nos impide sistemáticamente la participación en foros y blogs locales, están despertando el interés positivo en la población.
¿Acaso se puede silenciar un amanecer?

Un saludo de "Falangista pileño" y demás camaradas locales.

Machacando las Almendras dijo...

No solo se silencia, sino que se hace de la forma indigna, y mal intencionada, que es ponerles adjetivos descalificativos a nuestra etiqueta, todo basado en hechos que la mayoría desconoce, y sobre los que ni siquiera se entra en debate. Todo se da por hecho. Y solo basta una pequeña reflexión para dudar. ¿ Si los falangistas no eran mas de 10.000 en antes de la GC, como es posible que cuando se habla de maldades y asesinatos solo se habla de falangistas, llegaron los falangista, los sacaron los falangista, los fusilaron los falangistas? ¿Donde estaban los militares, los de Acción Católica, los Requetes, donde la Derecha?

Este libro investiga que pasó con los falangistas, con los que realmente eran falangista.

Un saludo Pileño, y a seguir dando ejemplo de que somos algo muy distinto y distante de la que imagen de que nosotros se ha fabricado y muchos están gustosos de consumir.

innopolis dijo...

Estoy de acuerdo con vuestros comentarios, y la posición de J.Francisco, en este caso y en el del post "La Memoria no es Historia". La República fue un disparate, no hay nada que celebrar, salvo quizás el intento de mejorar una educación universal.
Lo demás, para olvidar. Escándalos en los plenos, desgobierno, altercados por las dietas, por enchufismos... etc, más o menos como ahora. Luego siempre pasa igual: como este panorama asquea a los mejores, éstos se van, y los más descabezados se apropian de símbolos, puestos, etc, junto con oportunistas, pendencieros, etc. Todas estas tensiones desencadenaron luego en ajustes de cuentas, justificándose por ideología cuando no era así. Puerto Hurraco bien puede ser un acto tardío de la Guerra Civil.
Luego, respecto de la Memoria Histórica, en su versión mediática, pues es una campaña electoralista. Justicia, se podía haber hecho con todas las víctimas, pero no ha interesado, al igual que no interesa ahora hacer nada para evitar el suicidio de España, al que nos enfrentamos.
el tema es largo, pero interesante.

P.D.: Juan Francisco, te he enviado un mensaje por el facebook.
Salud y Paz para tí y todos los seguidores de este blog.

Machacando las Almendras dijo...

Gracias Innopolis. Muchos amigos y camaradas me dicen que tengo una infinita paciencia para tratar de defender nuestras posturas en terrenos muy adversos. Lo hago porque trato de no ser sectario, aunque el acorralamiento no es un terreno fácil para conservar la objetividad, el razonamiento y la empatia.

El solo hecho de encontrar a personas como tu, con el que lo que a priorí se supone es otra ideología, comparto mucho mas con algunos que supone que por la etiqueta tenemos mas en común, solo por esto merece la pena.

Un fuere abrazo. Innopolis.