Contra la Usura y Despilfarro

Contra la Usura y Despilfarro
Los culpables siguen cobrando cifras millonarias

EL DESVIRTUADO DEBATE DE LOS LIBROS DE TEXTO





En estos días nos volverán a bombardear con el coste de los libros de texto. Volverán a desviar la atención del problema real y de la solución más racional. Volverán a decirnos que en unas comunidades autónomas los libros son gratis y en otras no. Y así pasa un año pasa otro y llevamos décadas sin que nadie le ponga el cascabel al gato.

Es falso que los libros en unas comunidades sean gratis. Es cierto que en algunas autonomías los padres no pagan los libros de sus hijos en las librerías, es cierto que esto hace que los que menos recursos tienen, salgan algo mas favorecidos. La realidad es que esos libros se pagan con los impuestos de todos. Y a partir de aquí, todo se comienza a desvirtuar y se establece el debate del por qué en unas comunidades si, y en otras no, porque todos somos españoles y según la constitución iguales en derechos.

En mi opinión la realidad de los libros de texto en España, en cuanto al coste, no es si los pagan los padres o las comunidades autónomas, el debate debe centrarse, en SI ES PRECISO CAMBIAR DE LIBRO TODOS LOS AÑOS, porque del estudio de esta premisa puede concluirse razonadamente que no es preciso que los libros los pague, ni el Estado, ni los padres, y que tanto uno, como los otros, puedan dedicarlos a otros menesteres. Solo en algunas materias seria preciso la compra de una addenda, con los cambios que en algunos campos del conocimiento se hayan podido producir.


El obrar con este criterio y llevarlo a la practica en estos días seria una política social, que muchos españoles agradecerían de corazón y desde el bolsillo ya esquilmado no por los gastos, sino por los pocos ingresos que tienen en estos momentos muchas familias, y que en esos días sienten sobre sus hombros la insoportable carga económica de la escolarización obligatoria de sus hijos.

No entro en cuanto al contenido y la didáctica de estos libros, que desde luego no se corresponden con el dinero que cuestan, y la imposición de comprarlos todos los años.

En este asunto parece que también coinciden PSOE y PP, para no tomar mas medidas, que las repetitivas y cansinas declaraciones de todos años durante el mes de Septiembre.

Machacando las Almendras




3 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

uff que susto! pero cómo pones esa foto final, con lo bonita que es la segunda.
Somos cinco hermanos y los libros fueron pasando del mayor al menor, sólo le cambiabamos el forro para no estropearlos.
Eran textos que nada tienen que ver con los de ahora. ¿Mejores? ¿peores? yo solo sé que aún guardo alguno y mis hijos los han consultado para hacer trabajos.
En lugar de las célebres fichas teniamos una libreta para cada materia...en fin, otros tiempos

Saludos

Quita esa foto que espantarás a quién entre

Lola dijo...

No podría estar más de acuerdo con tu artículo, yo tengo mellizos con lo que eso de pasarse los libros los hermanos no me vale, por otra parte al igual que Begoña yo también conservo alguno de mis libros para cuando, tanto los alumnos a los que he dado clase, como mis niños, me hacen alguna pregunta incomoda y tengo que consultarlos. No veo que ahora tengan más cultura que nosotros, ni que seamos precisamente un país que destaque por ella... Luego cada cual, que tenga sus opiniones.
Saludos,

MACHACANDO LAS ALMENDRAS dijo...

Yo tengo dos hijas, he tenido varias chicas jóvenes impartiéndoles clases particulares en casa, durante el año pasado. Todas utilizaban libros antiguos porque la pedagogía de esos libros está a años luz de estos libros que en algunos caso parece hechos a con la intención de que a los niños les cueste aprender.

La cuestión esencial es porque se obliga a las familias a esos excesivos gastos, para muchos imposibles. Cuando las matemáticas y la lengua son las mismas de toda la vida, por poner un ejemplo.

¿ Sera porque estos gastos son los nuevos gastos militares de la modernidad, ya que las grandes editoriales, son los nuevos carros de combates que someten las voluntades y favorecen la permanencias de los grandes partidos en los gobiernos?. Es un posibilidad. Siempre es preciso preguntarse quien se beneficia de todo esto.

Un saludo Begoña y Lola. Gracias por vuestros comentarios.