Contra la Usura y Despilfarro

Contra la Usura y Despilfarro
Los culpables siguen cobrando cifras millonarias

Meditación en la villa. Nada mejor para un día del Corpus Christi




Meditación en la villa




11/05/09

Por Carlos Mujica, 1972

SEÑOR, perdóname por haberme acostumbrado a ver que los chicos que parecen tener ocho años tengan trece;

SEÑOR, perdóname por haberme acostumbrado a chapotear por el barro; yo me puedo ir, ellos no;

SEÑOR, perdóname por haber aprendido a soportar el olor de las aguas servidas, de las que me puedo ir y ellos no;

SEÑOR, perdóname por encender la luz y olvidándome de que ellos no pueden hacerlo;

SEÑOR, yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no: porque nadie hace huelga con su hambre;

SEÑOR, perdóname por decirles "no solo de pan vive el hombre" y no luchar con todo para que rescaten su pan;

SEÑOR, quiero quererlos por ellos y no por mi. Ayúdame.

SEÑOR, sueño con morir por ellos: ayúdame a vivir para ellos.

SEÑOR, quiero estar con ellos a la hora de la luz. Ayúdame.


Carlos Mugica


El 11 de mayo, sábado, de 1974, a las 8 y cuarto de la noche, y cuando Mugica se disponía a subirse a su coche fue tiroteado por Rodolfo Eduardo Almirón, jefe de la lopezreguista Triple A.
"¡Ahora más que nunca tenemos que estar junto al pueblo!" sus ultimas palabras.
El Arzobispo Aramburu le dijo al P. Héctor Botán: "¡Ahora no me va a decir que Mugica no era montonero!". Además de sus escritos, recogidos en un volumen por el padre Vernazza, y publicados en 1984, este sacerdote nos dejó un grandioso ejemplo de lo que es compartir la suerte de los pobres, desde ellos. En la obra Iglesia Argentina, Memoria y Esperanza, Mugica es recordado así: "Mugica era una imagen transparente, una suerte de provocador de conciencias, que en nombre del evangelio no dudaba en enfrentar a los poderosos desde la perspectiva de los pobres. Carlos Mugica era un profeta..."

3 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Una preciosa oración para este día tan señalado. Gracias

Anónimo dijo...

¿Sabéis que el asesino de Mugica, Rodolfo Eduardo Almirón, vivió hasta 2006 plácidamente en Alicante?

Lástima que algunas celebraciones desarrolladas durante años en el mes de noviembre en esa misma ciudad no sirviesen para dejarle claro a él y a todo su vecindario lo que era, es y será, un asesino de mierda.

Por cierto, este ser fue guardaespaldas de López Rega, de Fraga y entrenador de los primeros escoltas de Felipe González.

MACHACANDO LAS ALMENDRAS dijo...

Azares del destino, según he buceado por la red, para saber algo mas del asesino, me he topado con una noticía según la cual hoy 11 de Junio acaba de iniciar el viaje para encontrarse cara a cara con la eternidad que siempre rodeara el estado celestial del padre Carlos Múgica,
hoy día del Corpus Cristi Almirón descubrira que este sacerdote no era ni mas ni menos que una parte del cuerpo de Cristo.

Desgraciadamente yo creo que muchos no sabiamos lo que tu nos cuentas.

Un saludo